Alguien podría pensar que es un vestido de novia. Para mí, es universal, romántico y femenino. Hecho de lino de color beige, perfecto para una tarde cálida de verano. Acompañado con un bolso cesta y unas sandalias de cuerda. Boho, y punto.