Look para un día lluvioso, capturado en fotos antes del invierno frío. Mis botas de lluvia resultaron ser perfectas para los paseos diarios, no solo en la playa o en el bosque, sino también en carreteras y aceras nevadas (cuando la temperatura no bajaba demasiado).

El cinturón del abrigo acentúa la cintura, dando a la silueta un aspecto natural sin la sensación holgada de las chaquetas de lluvia. Vaqueros azul claro clásicos. Una mochila de lino con un dibujo pintado a mano es un acento artístico. Una bufanda cálida es un toque final (y de colores) al look.