Se suponía que el vestido permanecería en el armario hasta la primavera, pero ha llegado el momento de un conjunto un poco más elegante. Su tono nude es muy favorecedor y va bien con el abrigo y las mallas negras. Empiezo a pensar que los botines de ante veganos también van a combinar con mis jeans. Una capucha y guantes cálidos tienen una función de calentamiento para el conjunto y su contenido (es decir, para mi).