Izabella Krzysiek, diseñadora de zapatos (que también diseña zapatos veganos), me cuenta sobre su trabajo creativo

Al principio, cuando miré la etiqueta de mis zapatos marrones, pensé que estaban hechos por dos personas: Iza y Krzysiek. Luego me enteré de que era tu nombre y apellido.
Sí, exactamente, es mi nombre y apellido. Mi nombre tiene doble „l”, lo cual no es tan típico, y mi apellido parece ser un nombre masculino jaja, pero no me importa. En el pasado, los apellidos polacos solían crearse a partir de nombres. Sólo para darte otro ejemplo de la popularidad de este fenómeno, el Sr. y la Sra. Grzegorz y el Sr. y la Sra. Jurek viven cerca de mi casa.

¿Dónde trabajas?
Vivo y trabajo en un pueblo llamado Stanisław Górny. Antes esta zona era famosa por su producción de calzado. Recuerdo que en los tiempos de mi infancia, los zapatos o sus componentes se producían casi en todos los hogares. A mi padre le fascinaban los caballos y fundó su propia empresa de producción de equipamiento para montar a caballo, principalmente de los zapatos. Por lo tanto, tengo un lugar donde puedo desarrollar mis proyectos.

¿Tienes algún recuerdo de la infancia relacionado con el proceso de fabricación de zapatos?
De niños, ayudábamos a nuestros padres con pequeños trabajos, tales como dar la vuelta a las partes superiores de zapatos o juntarlas con el pegamento. En cuanto a mis primeros proyectos, se basaban en coser ropa para las muñecas, hacer collages o, en la escuela secundaria, reelaborar y coser ropa con ayuda de modistas.

¿Qué es lo que estudiaste?
Estudié diseño de moda en Krakowskie Szkoły Artystyczne. Evidentemente, siempre he estado rodeada de nuestro negocio familiar, donde podía experimentar cuanto quería. Sin embargo, mi objetivo siempre ha sido crear mi propia marca y hacer proyectos que no sean comerciales. He perseguido ese objetivo de manera persistente.

Y lo has conseguido.
Sí, cada vez diseño con más alegría y facilidad. Los primeros zapatos que creé fueron inspirados por la sensibilidad vegana. Todavía estoy muy orgullosa de ellos. Me encantaría crear tantos proyectos veganos como sea posible.

¿Cómo se fabrican tus zapatos?
Es increíble diseñar los zapatos según mi propia sensibilidad y luego poder llevarlos. Me parece que ya tengo quince pares de ellos. Mis favoritos son los veganos de color negro, estilo punk. Es el primer modelo, los tachonados. Me divierto infinitamente ideando unos modelos nuevos, eligiendo sus colores, imaginando las mejores soluciones. Además, tengo unos empleados maravillosos y comprensivos que me ayudan con los asuntos técnicos. Tengo mucha suerte porque diseñar y fabricar mis zapatos es realmente divertido. Me deseo mucha diversión a mí misma y a todos los diseñadores jóvenes, porque mientras nos divertimos probablemente hacemos las mejores cosas y proyectos.